Ana Navea, estudiante de turismo y modelo curvy

Ana es una joven de 19 años. Iba en metro, tan tranquila, cuando le ofrecieron presentarse a un cásting, y acabó representando a Catalunya en el Curvy Fashion Model, un concurso para encontrar a la mejor modelo con curvas. No ganó, pero ya ha conseguido un contrato con una agencia de Milán. Y ha demostrado que la talla no es, o no debe ser, una barrera.

¿Qué tal la experiencia?
Muy bien, fue muy divertido. Me llevé muchas cosas: las compañeras, la experiencia. ¡Nunca había desfilado! Y ahora una agencia de Milán quiere contratarme.

¿Te habías planteado ser modelo?
Nunca me lo había planteado. Pero un día, en el metro, se acercó la booker de la agencia Miah y me habló del movimiento curvy.

O sea que es verdad que hay agencias que cazan modelos por la calle.
Sí que es verdad, sí. Bueno, yo me quedé flipando, para que te hagas una idea. Me presenté al casting y me clasifiqué para la final.

El movimiento curvy reivindica las mujeres normales, ¿no?Mujeres normales somos todas. Pero hay muchos tipos de cuerpos y muchos tipos de curvas. Algunas tienen más muslo; otras, más pecho. Tiene que haber ropa para todo el mundo. Porque todos tenemos que vestirnos ¿no? 

 ¿Tú puedes comprar la ropa que realmente te gusta?
Hay algunas tiendas donde nunca me he comprado nada, como Berschka.

 ¿Y qué me dices de las tiendas de tallas grandes?
Para mí es algo raro. Fíjate en la marca Violeta, por ejemplo. En realidad pertenece a Mango, pero han creado otra marca para gordos. ¿Por qué no puede haber ropa Mango de talla grande? ¿Por qué no podemos ponernos la misma ropa que una chica delgada?

¿Está cambiando algo?
Hay un poco más de visibilidad y variedad. Pero el problema es el tipo de ropa de las tallas grandes. El diseño, las imágenes, la textura, incluso a veces el tejido es más grueso. Siempre siempre colores oscuros, todo oversize, para ocultar las curvas. ¡Qué rabia! Hemos avanzado algo, pero queda muchísimo por hacer.

¿Te ha gustado este mundo?
Nunca me lo había planteado, pero ahora veo que me gusta bastante. No me importaría dedicarme. Y más al movimiento curvy, me gustaría involucrarmey que se expandiese.

¿Y te planteas ser modelo?
Ahora estoy estudiando la carrera de turismo y espero poder compaginar las dos cosas, porque el turismo me gusta mucho y me gustaría trabajar en algo relacionado. ¡Pero la moda también me gusta mucho!