Dirige de la compañía de teatro La Melancòmica y estrena Elles en El Círcol.

Mireia Casado es la líder de una compañía de teatro que utiliza el cabaret y el humor para reivindicar las cosas importantes. Su talento y resolución las ha llevado a convertirse en la compañía residente en el Teatro El Círcol de Badalona. El 22 y el 23 (a las 21 h.) y el 24 (a las 18 h.) podéis ver el estreno de su nuevo espectáculo: Elles. Entradas en www.elcircol.cat

 ¿Quiénes son Elles, las protagonistas de vuestra obra de teatro?Ellas son, somos, tres actrices. Y tres mujeres con muchas ganas de reírnos, de pasar un buen rato… ¡Y de reivindicar un poquitito!

¡Eso que no falte!
Por supuesto. Ahora toca reivindicarse. Hemos creado nuestro espacio para reírnos de cosas que nos molestan un poco.

¿Y de qué os reís?
¡Uy! ¡De todo! De cosas nuestras, de cosas suyas… Nos reímos de la depilación, de los chicos, de las chicas… De la menstruación. ¿Por qué no? De lo que comemos, de las kilocalorías que consumimos, de las princesas Disney… ¡Y de los sex shops!

 Quizás el problema es que nos tomamos demasiado en serio algunos de esos tópicos.
Sí, por eso cogemos los clichés sobre masculinidad y feminidad y nos reímos de como la sociedad nos dice qué es de chicos y qué de chicas. Porqué, al final, no deja de ser algo gracioso.

Tengo entendido que el vuestro es un espacio de cabaret.
Sí, pero no el cabaret francés, de plumas y piernas, sino el alemán, de risa y critica. Son escenas cómicas, entrelazadas. Y algunas canciones. 

¿Por qué sois La Melancòmica?
Porqué al final siempre terminamos siendo cómicas. 

El Círcol os ha acogido como compañía residente. ¡Poca broma!
Estamos muy agradecidos. Nos han cedido un espacio maravilloso, para que estemos a nuestras anchas. Un lugar donde probarnos, donde ir creciendo. Nos han tratado muy bien. Y luego, la posibilidad de estrenar en el Teatro El Círcol de Badalona

 Y allí os sentís como en casa.
Sí, y además nos viene perfecto. Porque cada una venimos de diferentes sitios y Badalona es un punto medio maravilloso. Todas hemos vivido aquí en algún momento, y siempre hemos querido volver.

 Sois emergentes, pero este no es vuestro debut en un teatro.
No, la compañía ya estrenó Cerezas y lentejuelas. Un cabaret, pero mucho más musical. Aquello era una montaña rusa de emociones que acababa por todo lo alto, con el público riendo, cantando… Porque ese es el sello de La Melancòmica: nos gusta que la gente salga del teatro más feliz que cuando entró. Con un subidón de energía femenina y positiva.

La Melancòmica estrena Elles