Rosa Maria Maristany es Export Manager y presidenta de Trans*Baix Power

Rosa Maria Maristany y Fina Campàs han tenido la valentía de mostrarse al mundo como son, mujeres Y, además, quieren llevar su mensaje de comprensión y respeto a todas partes. para eso han creado una asociación de aopoyo y sobre todo de educación: Trans*Baix Power y Roses de Sant Feliu.

¿En qué trabajas?
En una empresa de componentes de grifos de Sant Just Desvern. Hablo unas cuantas lenguas y me ocupo de las exportaciones de la empresa. Soy la Export Manager.

¿Por qué os llamáis las Rosas de Sant Feliu?
Bueno, somos de allí. Cada año se hace un festival internacional de rosas. Nos pareció bonito ponerlo en el nombre.

¿Es más difícil ser transexual en un pueblo?
Sí, al principio la gente te mira con recelo. Había una mujer que me decía: Yo te conozco, y no eres ninguna mujer. Porque me conocia de cuando vivía como Ramon.

La gente mayor…
Sí, pero poco a poco hemos llegado a mantener una relación de amistad. Esa misma mujer ahora me llama Rosa Maria. Los mayores tienen muchas cosas que explicar. Y necesitan alguien que les escuche. Cuando empatizas con ellos te ven de manera diferente.

¿Cuál es el objetivo de la asociación?
Nuestro puntal es fomentar el respeto. No queremos tolerancia. Tú toleras a tu perro que muerda la pata de la mesa  porque le están creciendo los dientes por ejemplo.

Hay algo peyorativo en la tolerancia.
A mí me da igual si eres blanco o negro. No es cosa mía tu orientación sexual. Y quiero que respetes mi identidad de género. Si te digo que soy una mujer, quiero que me trates como una mujer. Aunque oigas mi voz y te parezca masculina, porque es grave.

Supongo que es lo que más cuesta.
Es una lucha diaria. Cada día tienes que corregir a uno u otro. Pero, al final, ya lo tomas como algo habitual.

¿En qué punto nos encontramos?
Estamos en el primer escalón de un total de cincuenta, por decirte algo. Pero es muy importante, porque los grandes viajes comienzan siempre por un primer paso. Y ese ya lo hemos dado.

Creo que dáis charlas en las escuelas, para los alumnos.
Sí, pero no sólo para ellos. Queremos reunir a profesores y padres también. Es muy importante porque muchos de los comportamientos de los niños son un reflejo de lo que ven en casa.

Me han dicho que sóis muy populares en Facebook.
Sí, a veces me paran por la calle para decirme que son seguidores. Incluso me sabe mal no recordarlos…