Los espacios naturales del Delta son una oportunidad turística

2022 será el gran año para el turismo. Y no sólo para las localidades o las zonas más visitadas. La Generalitat ha impulsado un plan estratégico para situar Catalunya como una de las mejores destinaciones del Mediterráneo, si no la mejor. El gran objetivo es conseguirlo en 2022.

En 2017, a nivel mundial, hubo 1.323 millones de turistas internacionales y la previsión de la Organización Mundial del Turismo es que para 2030 se alcancen los 1.800. Según los cálculos, en 2020 habrá un punto de inflexión y la Generalitat ha previsto cambios importantes para que todos los municipios, no sólo los más exitosos, puedan capitalizar el aumento de turistas.

El plan se ha elaborado con la colaboración de representantes del sector turístico catalán.

OBJETIVO 2022
Los grandes objetivos del plan pasan por incrementar el gasto diario de los turistas, potenciar las visitas en temporada baja; aumentar las estancias en las localidades tradicionalmente menos turísticas; y poder gestionar demanera inteligente el crecimiento hasta llegar a los 21 millones de turistas internacionales que podrían llegar al país.

Para lograr los objetivos se pretende crear experiencias turísticas excepcionales, atraer inversiones extranjeras, seleccionar los turistas adecuados y redistribuir los flujos turísticos a lo largo de todo el territorio catalán.