Se avalará a las empresas que han sufrido pérdidas.

El Gobierno de Madrid ha aprobado 100.000 millones en avales para afrontar la crisis del coronavirus. Estos avales deben ser garantía suficiente para movilizar una cantidad entre 150.000 y 200.000 millones de euros en créditos, que deben sostener a empresas y trabajadores en estos momentos tan trascendentales.

Además, el decreto-ley aprobado amplía en 10.000 millones la capacidad de endeudamiento del ICO, para que pueda prestar más dinero, en especial a pymes y autónomos.
Por último, se dota al CESCE de 2.000 millones para cubrir nuevas necesidades de financiación de las empresas dedicadas a la exportación de bienes y productos.

Aumentando la capacidad de endeudamiento de las empresas se busca tranquilizar a los mercados dando muestras de solvencia. El mensaje es: prestad dinero a quién lo necesite, porque podrá pagarlo cuando superemos la crisis.

MORATORIA DE HIPOTECAS
Paralelamente, Madrid ha aprobado una moratoria del pago de hipotecas para los parados y los empresarios que sufran y demuestren pérdidas sustanciales de sus ingresos. Mientras dure la moratoria los bancos no podrán exigir los pagos de la hipoteca o de los intereses.

Actualmente, la ministra de economía está valorando seriamente ampliar la moratoria también a los alquileres, para no exigir el pago en estas circunstancias.