Belén Funes triunfa en los Premios Gaudí. Foto: ACN/Jordi Play

Nou Barris ha tenido mucha presencia en los últimos Premios Goya y Gaudí de cine. Por vía indirecta. La película La hija del ladrón, ambientada en Ciudad Meridiana, se ha llevado unos cuantos galardones muy merecidos, por calidad cinematográfica y por dar protagonismo a barrios obreros tan normales como otros cualquiera.

La película de Belén Funes, joven cineasta de Ripollet, se ha llevado el premio Gaudí a la mejor película en lengua no catalana, el de mejor dirección y el de mejor guión. En cuanto a los Goya, Funes se ha quedado uno de los más valorados, el de mejor dirección novel. La pena es que Eduard y Greta Fernández, que interpretan a los protagonistas y que están imponentes, no hayan impresionado a los jurados de los Premios Goya.

Funes ha querido mostrar en su película que Barcelona es más que el paseo de Gracia, más que una fachada cosmopolita, reivindicando que hay muchas Barcelonas muy cerca de nosotros.