Un profesional prepara las bolsas con los elementos del kit de automuestra. - Foto: Generalitat

Un profesional prepara las bolsas con los elementos del kit de automuestra. – Foto: Generalitat

El próximo 9 de mayo se abrirán definitivamente las compuertas de la normalidad. Con el final del estado de alarma las aguas volverán, poco a poco, a su cauce. Pero, entonces ¿cómo evitaremos los contagios? En previsión de esa situación la Generalitat ha puesto en marcha un plan sencillo.

Se trata de cribajes seriados con PCR de automuestra nasal. O sea, pruebas PCR que puede hacerse uno mismo y que se repetirán cada quince días tanto tiempo dure el cribaje. Así podrá controlarse regularmente la salud de los ciudadanos. La primera prueba se realizará en Girona a lo largo de las próximas semanas. Está dirigida a personas de entre 16 y 60 años, asintomáticas, que no hayan pasado la covid-19 en los últimos tres meses y que no hayan completado la pauta de vacunación.

UN PROCESO SENCILLO

Lo de la automuestra asusta un poco, pero parece bastante sencillo. El kit contiene una bolsa hermética, un escobillón, un tubo para depositar la muestra, una toallita desinfectante y dos etiquetas. Al recogerlo, un gestor covid registrará los datos de la persona para hacer el seguimiento. La prueba podrá realizarse inmediatamente o llevarla a casa y entregarla posteriormente.

El kit incluye instrucciones detalladas sobre el proceso. Con las manos limpias se introduce el escobillón por las fosas nasales, unos dos centímetros, y se deposita dentro del tubo. Luego se guarda en la bolsa hermética, se ponen las etiquetas, y ya está.