Una de las pantallas fabricada en el Ateneu de Fabricació de Barcelona Activa. Foto: ACN

Una de las pantallas fabricada en el Ateneu de Fabricació de Barcelona Activa. Foto: ACN

Se ha hablado mucho de los llamados Ateneus de Fabricació, centros donde se facilita acceso a impresoras 3D o tecnologías digitales a interesados y profesionales. Parecen la típica iniciativa que no tiene nada que ver con la realidad de la gran mayoría de los habitantes de Barcelona. Sin embargo, entre marzo y julio los diferentes Ateneus de Barcelona han fabricado más de 24.000 epis, trajes especiales de protección contra el covid-19. También han diseñado e imprimido en 3D pantallas protectoras y otros materiales vitales para la emergencia sanitaria.

Los materiales se han distribuido en hoteles, centros sociosanitarios, residencias, equipamientos municipales, servicios de atención a personas, entidades sociales, ONGs y asociaciones de comerciantes, entre otros.