Los socios del supercado son los propietarios y deciden productos y precios. Foto: Foodcoopbcn.cat

Los socios del supercado son los propietarios y deciden productos y precios. Foto: Foodcoopbcn.cat

La coronacrisis ha puesto en evidencia los desajustes del capitalismo en el siglo XXI. Se imponen cambios, pero no tienen por que ser revolucionarios. Quizás basta con encontrar alternativas viables, como las cooperativas. Con esta idea ha nacido Foodcoop BCN, el primer supermercado cooperativo y participativo.

¿Y QUÉ ES UN SUPERMERCADO COOPERATIVO?

Vayamos por partes. Un supermercado es una empresa que adquiere productos de los fabricantes y los pone a disposición del gran público en un establecimiento. Los propietarios del negocio deciden qué productos ofrecen y el precio de venta a los consumidores. Como es lógico, priman los beneficios, y los intereses de los consumidores quedan en un segundo plano. Durante la pandemia ya se ha visto como algunos supermercados han ganado mucho dinero a menudo a costa de las necesidades de los ciudadanos.

Foodcoop BCN, en cambio, nace como una organización sin ánimo de lucro, cuyos propietarios son los socios, que deciden democráticamente los productos y los precios. Además, los propios socios comparten de forma solidaria los diferentes trabajos (gestión de producto, proveedores, administración, etc.) de manera que no se generan gastos para la organización.

SE BUSCAN SOCIOS 

Entrar a formar parte del supermercado cooperativo en régimen de socio o copropietario implica una aportación única al capital social de 90€ y una dedicación de 3 horas cada cuatro semanas, para tareas sencillas de funcionamiento del supermercado. Para llevar a cabo el proyecto los organizadores calculan que es preciso alcanzar la cifra de 500 personas socias, comprometidas a adquirir los productos y a colaborar en la gestión. En su web encontraréis toda la información sobre el proyecto.

Por lo que respecta a los productos que pueden adquirirse, se trata de un supermercado como otro cualquiera. Alimentación, productos frescos, bebidas, limpieza y hogar, cosmética… Eso sí, los productos serán principalmente agroecológicos y de proximidad. Los productos convencionales no están prohibidos, pero deben especificar claramente sus orígenes.

De momento, no se ha decidido todavía la ubicación física del establecimiento aunque será, sin duda, en el centro de Barcelona, en un lugar bien comunicado. La fecha de apertura está prevista para el último trimestre de 2021.

EL FOOD COOP ORIGINAL

La idea nació en 2018 en una reunión de 250 consumidores en el barrio de Sants y no surgió de la inspiración divina sino del documental Food Coop, que relata la historia de Food Coop Park Slope, un supermercado cooperativo de Brooklyn (Nueva York) con más de 17.000 miembros y donde el 70% del trabajo lo hacen los socios, que contribuyen con una dedicación de tiempos de 2 horas y 45 minutos al mes en el funcionamiento del supermercado.