Càritas Barcelona

Càritas Diocesana de Barcelona ha cumplido 75 años de existencia y en este tiempo ha atendido a 1,5 millones de personas. Durante 2017, el último año recogido, 23.000 personas han contado con el apoyo de la entidad social de la Iglesia católica, gracias a un equipo de 160 profesionales contratados, 235 personas externas y con el apoyo imprescindible de casi 2.500 voluntarios.

Para el director de Càritas Diocesana, Salvador Busquets, la conmemoración es una oportunidad: “Son 75 años de vida, de lucha, de denuncia de las causas que provocan desigualdad, de defensa de las situaciones de injusticia social, de sufrir con las personas que acompañamos, de sensibilizar la sociedad porqué más personas quieran cambiar el mundo”.

UN AÑO DE SOLIDARIDAD
El arzobispo de Barcelona y Presidente de Càritas, Monseñor Joan Josep Omella, ha afirmado que la caridad y la atención a los pobres viene de muy lejos, y que encuentra su origen en la invitación de Jesús en las Bienaventuranzas: “Porqué tenía hambre, y me disteis comida; tenía sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; iba desnudo, y me vestisteis; estaba en prisión, y me vinisteis a ver” (Mateo 24, 35-36).

El primer acto de conmemoración ha sido una eucaristía pública dirigida por Monseñor Joan Josep Omella pero a lo largo de este año habrá numeroso actos para recordar los 75 años de la entidad.