La Generalitat aprueba ayudas para rehabilitar 10.000 viviendas

Siempre hablamos de construir pisos y edificios. Sin embargo, lo más sostenible es rehabilitar los ya existentes, para que tengan las condiciones necesarias para los habitantes. Rehabilitar no es tan caro como construir, pero tampoco no es barato. Por eso es tan importante que la Generalitat garantice hasta 100 millones de euros para que las comunidades de propietarios puedan tirar adelante las obras.

Más que dinero contante y sonante la ayuda consiste en una línea de crédito para financiar los costes de rehabilitación. Así, las comunidades, por primera vez, tendrán acceso a un crédito en condiciones preferentes, cosa que les permitirá asumir el importe total de la inversión necesaria para las obras.

CAMINO LIBRE
Hasta ahora la única manera de abordar obras mayores era ahorrar durante años para conseguir el capital necesario. Con el riesgo de que los problemas se fueran agravando con el tiempo. La nueva medida permite a los vecinos arreglar sus edificios, cuando lo necesiten, y repartir el ahorro durante más años.

Se calcula que estos préstamos podrán financiar la rehabilitación de hasta 10.000 viviendas por un importe mínimo de 30.000 euros para la comunidad. El plazo de amortización será de un máximo de 15 años y el tipo de interés fijo no supondrá más del 2%, gracias a una bonificación especial.