Moreno es experto en análisis de video y comenzó en La Florida Club de Fútbol.

Se ha hablado mucho de Robert Moreno por su ruptura traumática con Luis Enrique. Sin embargo, poco después de dimitir como seleccionador ya ha vuelto al trabajo, y por la puerta grande. Poco antes de las navidades debutó al frente del Mónaco, uno de los gallitos de la primera división de Francia. Lo que pocos conoceréis es que no fue jugador profesional, pero comenzó a entrenar muy pronto, en La Florida, el club que presidía su padre. Y fue allí donde comenzó a trabajar con un método pionero en esos momentos, el análisis de video. Llegó a dominarlo tan bien que acabó siendo la mano derecha de Luis Enrique, en el Barça y en la selección. Ahora va por libre, y como primero.