Entrega del Premio Gaudí a Belén Funes.

La directora de Ripollet ha ganado el premio Gaudí a la mejor película y el Goya a la mejor dirección novel. Lo ha hecho con una película, La hija del ladrón, que sitúa el protagonismo en las familias que viven en Ciudad Meridiana

Belén Funes es uno de los grandes talentos del cine español. Su cine huye del glamour y busca historias reales que pasan a personas reales. Con ese objetivo comenzó a trabajar en La Hija del ladrón, una película que traslada a sus personajes, interpretados por Greta y Eduard Fernández, a un barrio muy poco recurrente como escenario cinematográfico: Ciudad Meridiana. Su objetivo fue precisamente ese, dar el protagonismo de una gran historia humana a un barrio obrero, trabajador, y especialmente castigado por la crisis, pero que mantiene íntegra su dignidad. Por eso se merece una película. Y no una cualquiera, sino la primera obra de una gran cineasta.