El parque fluvial del Besòs conectará Collserola, la Serra de Marina y el litoral metropolitano.

El parque fluvial conectará Collserola, la Serra de Marina y el litoral metropolitano.

Sigue adelante el proceso de renaturalización del río Besòs. Àrea Metropolitana de Barcelona y el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet han presentado públicamente el proyecto de creación del primer refugio de biodiversidad en el río, a altura de Santa Coloma. Este refugio permitirá el desarrollo de flora y fauna y convertirá la ribera en un corredor ecológico imprescindible, puesto que conectará el Parc Natural de Collserola, la Serra de Marina y el litoral metropolitano.

Suena a cosa ecologista, pero es algo mucho más importante. Se trata, también, de un proyecto de dinamización económica y social de la ciudad, ya que el parque fluvial atrae a unos dos millones de personas cada año, entre residentes y aficionados al excursionismo o a los paseos.

UN REFUGIO DE PLANTAS Y ANIMALES

Concretamente, el refugio consistirá en la creación de un estanque con finalidades didácticas, dos ciénagas, escalas para que los peces puedan remontar más fácilmente la corriente y un prado fluvial donde vivirán distintos ecosistemas.

El plan prevé potenciar la biodiversidad de la zona. Eso significa que se crearán hábitats adecuados para la proliferación de plantas y de animales (puntos de alimentación, nidificación, zona de insolación o termoregulación lugar de hibernación, etc.). Respecto al tipo de fauna esperada, tranquilos, hablamos de anfibios, aves y, como mucho, nutrias. El proyecto también plantea la puesta en marcha de un espacio educativo para el desarrollo de actividades de divulgación.