TMB reduce las tarifas de metro y autobús para los usuarios habituales de transporte.

Ha sido toda una revolución. Las nuevas tarifas de transporte público para 2020 no se limitan a mantener o subir los precios. TMB se ha cargado de un plumazo la T10, la T-Mes y otras tantas tarjetas multiviaje y ha unificado la oferta: usuarios habituales u ocasionales. Los primeros tienen premio: la nueva T-usual cuesta 40€. Los segundos, pagan el pato. La T-casual, equivalente a la T10, sube a 11,35€ y pasa a ser unipersonal, o sea, que no se puede compartir. Una forma de castigar a los eventuales del transporte público, y de promover a los que usan el transporte público regularmente. De toas maneras, por cuestiones técnicas, la T-Casual  será multipersonal durante un par de meses más.

Ahora bien, como todas las medidas revolucionarias, esta ha levantado mucha polémica. En particular la unipersonalidad de la T-casual, que obliga ría a una familia que viaja puntualmente a comprar una para cada miembro.

T-FAMILIAR
El linchamiento mediático ha sido de tal calibre que TMB ha reaccionado y ha creado una nueva tarjeta, la T-familiar, que da derecho a hacer ocho viajes por 10 euros y tiene una validez de 30 días. Entrará en vigor a partir de marzo y está pensada para familias de cuatro personas que hagan viajes ocasionales. Hasta que entre en vigor seguirá siendo válida la T10, aunque no se podrán comprar nuevas tarjetas a partir del 1 de enero, sólo acabar las adquiridas en 2019.

Y, mientras tanto, TMB prepara la que será la revolución definitiva: la futura T-mobilitat, una tarjeta inteligente que permitirá adaptar las tarifas de transporte a la renta familiar.