El Gobierno de Madrid ha aprobado transferir 210 millones de euros adicionales a las Comunidades Autónomas para afrontar los gastos de la lucha económica contra los efectos del coronavirus.

Este dinero hay que añadirlo a los adelantos ya aprobados, y al plan de 300 millones más que se aprobará en breve para reforzar los servicios sociales de las comunidades autónomas. Con este dinero se reforzará la atención domiciliaria de gente mayor por el cierre de los centros de día y la teleasistencia, para asistir a las personas sin techo y para reforzar las plantillas de las residencias de personas de edad avanzada y con algún tipo de dependencia.

Las ayudas desde Madrid han de servir para que las comunidades las distribuyan de la manera más universal posible entre los más afectados por la crisis causada por el confinamiento necesario y obligatorio.

30.000 SANITARIOS MÁS
Madrid asegura que la red sanitaria se ha reforzado con 30.000 profesionales. Son 8.000 médicos residentes de cuarto y quinto año, 11.000 enfermeros que superaron las pruebas selectivas pero no obtuvieron plaza así como 10.000 estudiantes de enfermería y 7.000 de medicina de los últimos cursos. Todos ellos se han ido incorporando a los sistemas autonómicos de salud. Los colegios profesionales del sector salud han facilitado el acceso de los estudiantes en estas circunstancias.