Una pareja de tipo lingüística

Son parejas unidas por el amor, pero no el carnal, más bien el amor por los demás, en general, y por la lengua y la cultura en particular. El Voluntariat per la Llengua es un programa impulsado por la Generalitat que ha formado 135.000 parejas lingüísticas desde 2003. En 2018, voluntarios y aprendices, personas que quieren aprender catalán o mejorar su nivel, han compartido cerca de 215.000 horas juntos.

CHARLAS MUY EDUCATIVAS
El programa facilita la conversación en catalán a personas con conocimientos básicos de la lengua, que necesiten practicarla para adquirir mayor fluidez. El compromiso de las parejas es encontrarse una hora a la semana, el día y hora acordados, durante al menos 10 semanas, para charlar en catalán en un contexto distendido. Hay también una modalidad virtual, que permite mantener las conversaciones mediante videoconferencias.

La valoración del programa es muy buena. Casi el 100% de los aprendices recomienda el método, y el 94% manifiesta haber mejorado su capacidad para expresarse. Es más, 77 aprendices han pasado a ser ellos mismos voluntarios. Se trata de personas que han logrado un alto grado de destreza y fluidez en lengua catalana y han decidido continuar formando parte del programa, para ayudar a que nuevos aprendices se sumen al proyecto.

Si queréis participar, ya sea como  voluntario o o como aprendiz, debéis  inscribiros en el formulario de la página web www.vxl.cat