El torneo Open Chess refuerza el papel del ajedrez como herramienta educativa en El Prat

La gran diferencia entre la educación de ayer y de la hoy es que los profesores ya no piensan que la letra con sangre entra. Y se esfuerzan por encontrar nuevas maneras de aprender que sean estimulantes para los alumnos. En El Prat andan experimentando con el ajedrez como herramienta educativa, y así se han convertido en la ciudad del ajedrez.

La escuela Jaume Balmes, del barrio de Sant Cosme, impulsa un proyecto de innovación pedagógica vinculado al ajedrez desde hace cinco años. Y no es el único. El Instituto Baldiri Guilera también lo utiliza dentro de su proyecto educativo.

Coincidiendo con el torneo internacional Open Chess, la ciudad ha organizado varias actividades educativas vinculadas. En el torneo, disputado hace pocas semanas, compitieron más de 200 jugadores de todo el mundo y su puntuación media, en términos de ajedrez, ha sido la más elevada de entre todas las competiciones del estado