La detección precoz y la mejora de los tratamientos aumentan la supervivencia a un cáncer de mama en Catalunya. 

La detección precoz y la mejora de los tratamientos aumentan la supervivencia a un cáncer de mama.

La supervivencia a un cáncer de mama aumenta año tras año en Catalunya. También la calidad de vida de las mujeres que lo padecen. La razón es, principalmente, las mejoras en la atención y en los tratamientos, y la consolidación de los programas de detección precoz de la enfermedad.

Los datos indican que la supervivencia a los cinco años de las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama ha crecido durante el periodo 1995-2014, pasando de un 76% al 1995-1999 a un 84% al 2010-2014.

Por estadios de la enfermedad se observa como en todos los casos las cifras de supervivencia aumentan a lo largo del último periodo estudiado. La detección funciona.

Según la OMS este es el cáncer más frecuente en mujeres en todo el mundo.

DOS FACTORES
Aunque el año pasado murieron 1.015 mujeres como consecuencia del cáncer de mama en Catalunya, la mortalidad por este tumor ha disminuido un 2,6% anual como consecuencia de dos factores: las mejoras en los tratamientos y la atención sanitaria, y la participación en el programa de detección precoz de este tumor.

En 2018 se invitaron al programa 429.207 mujeres: participaron un 65,45 de las invitadas y se detectaron más de 1.255 tumores, buena parte ellos en fases iniciales. La detección permite localizar el cáncer en una etapa muy inicial, cuando la posibilidad de curación es más alta.