Una sanitaria recibe a una vecina de Santa Coloma durante el cribaje masivo en el barrio Llatí.

Una sanitaria recibe a una vecina de Santa Coloma durante el cribaje masivo en el Barri Llatí.

Mientras en Madrid hay una batalla campal por el poder, con la excusa del coronavirus, en Catalunya se mantiene un consenso en cuanto a la pandemia. Si el civismo funciona, quizás no haya que parar el país.

En esta línea, la Generalitat ha pedido a las empresas que hagan teletrabajo durante los próximos 15 días. Y a las universidades les ha pedido lo mismo, que los alumnos estudien desde casa las dos próximas semanas, de momento. Además, se ha suspendido la apertura de salas de ocio nocturna, anunciada la pasada semana, quizás con un exceso de alegría. Todo para no tener que cerrar forzosamente ningún negocio. El Govern ha pedido colaboración a los ciudadanos, empresas y organizaciones para evitar el estado de alarma, que podría causar un mayor daño económico al país.

La evolución del virus en Catalunya está creciendo más de lo esperado. de hecho, si el civismo no funciona podríamos alcanzar a Madrid en dos o tres semanas.

5 CONSEJOS BÁSICOS Y ASEQUIBLES

Actualmente la velocidad de reproducción del covid-19 ha subido a 1,3, y hay que bajarla a 1, a cualquier precio. Para ello os proponemos cinco medidas asequibles.

  1. Mascarilla full time. Algunos estudios aventuran que el coronavirus permanece en el aire. Por si acaso, lo mejor es llevar siempre la mascarilla en espacios cerrados. Si estáis cenando en un restaurante, quitaos la mascarilla mientras coméis, pero volved a ponérosla durante la sobremesa. En el trabajo llevadla puesta, también. En general, allí donde se permita ir sin mascarilla, llevadla igualmente tanto tiempo como podáis.
  2. Teletrabajo cuando sea posible. No es posible en la mayoría de trabajos, pero, si es posible, plantead la cuestión en la empresa donde trabajáis. Es un tema crucial y la Generalitat ya ha pedido a las empresas que sean flexibles en este aspecto.
  3. Ocio controlado. Si tenemos el deber de trabajar, entonces tenemos el derecho a divertirnos. Pero hacedlo respetando las normas básicas: mascarilla, distancia y gel hidroalcohólico. De momento no han aparecido rebrotes vinculados a teatros o cines, por ejemplo. Tomemos buen ejemplo de las medidas de seguridad que se han implementado en estos lugares.
  4.  Las escuelas marcan el camino. Había mucho miedo sobre lo que pasaría en la vuelta al colegio. Sin embargo, aunque se han cerrado algunas clases, la gran mayoría de alumnos ha podido seguir yendo a la escuela. Cualquiera que tenga hijos sabe el porqué. Profesores y personal de los centros han organizado un sistema preventivo ejemplar, basado en el concepto grupo burbuja, que consiste en mantener más o menos aislados a los grupos. eso puede ser una técnica factible en otras empresas e organizaciones.
  5. Show must go on. Cuidado con esto. La vida debe continuar, pero no a cualquier precio. Las autoridades se resisten a confinar ciudades y municipios para evitar los daños económicos de la coronacrisis. Por tanto, la vida debe seguir con la máxima normalidad posible, que pasa por tomar todas prevenciones que podamos.