La oferta de taxis en el Área Metropolitana se adapta a las restricciones por la pandemia.

Las asociaciones que agrupan a los taxistas han logrado un buen acuerdo en el Área Metropolitana de Barcelona. Ante el bajón de la facturación como consecuencia de las restricciones de movilidad y las dificultades de los profesionales AMB ha optado por regular la presencia del transporte público.

Cada día descansarán el 40% de los taxistas en turnos rotatorios definidos por el número final de las licencias. En cuanto a los fines de semana, la reducción será del 75%, y se establece quién puede trabajar de acuerdo con las dos últimas cifras.

Lo mejor es que la decisión de AMB se ha consensuado con el sector, que valora la adaptación de la oferta para hacerla más sostenible. Ahora los taxis reclaman que se especifique su nueva situación en el plan de desescalada que se publicará próximamente.