Uno de tantos cribajes necesarios para mantener controlada la pandemia. Foto: Albert Lijarcio - ACN

Uno de tantos cribajes necesarios para mantener controlada la pandemia. Foto: Albert Lijarcio – ACN

La delicada situación económica exige una intervención pública. Con este objetivo la Generalitat ha aprobado transferir a los diferentes departamentos un total de 1.118 millones, un dinero que procede de la ampliación de los presupuestos de 2020.

En concreto, se transfieren 850 millones a Salud, para cubrir los gastos de la pandemia y la contratación de rastreadores. Otros 100 millones van a parar a Educación, para financiar las necesidades de los centros para el curso que está a punto de empezar. 115 millones al departamento de Trabajo y Asuntos Sociales, para ayudar a familias, residencias y centros de día. También se destinará dinero a otros menesteres, como apoyar al transporte público, los ayuntamientos o financiar una campaña de concienciación dirigida a los jóvenes.