Mireia Picazo se ha mantenido muy cerca de sus niños durante el confinamiento.

Mireia se ha mantenido muy cerca de sus niños durante el confinamiento.

Mireia Picazo ha estado muy ocupada durante estos días, a pesar de que su centro de refuerzo, L’Estel dels Talents, estaba oficialmente cerrado por el estado de alarma. Ella y los profesores han estado ayudando a las familias de forma altruista, para que los niños siguieran teniendo un referente muy cercano; una cara conocida, como dice ella misma. Ahora, ya están preparando la vuelta a la normalidad. Y lo hacen con un nuevo concepto: el tradicional casal de vacaciones se convierte en escuela de verano, para que los niños y niñas puedan recuperar algo del tiempo perdido.

Bueno, creo que no habéis estado precisamente parados, todos estos días. 
Tal como han ido las cosas nadie tuvo tiempo parar prepararse. Ni escuelas, ni institutos, ni centros de refuerzo. Nosotros lo que hemos hecho es seguir trabajando la cercanía con el alumno, mediante Facebook, Whatsapp, correo electrónico, o por teléfono. Hemos publicado actividades y juegos, colgado vídeos de los profesores… Porque para los niños es importante ver una cara conocida, aunque sea online.

Hay que mantener los vínculos.
Sí, sobre todo con los niños. Muchos padres nos han contado lo contentos que se ponen cuando escuchan nuestra voz. Y eso nos llena.  Hemos mantenido contacto directo con las familias cada semana para apoyarles, ofrecer tareas a los niños… Y todo de manera altruista, claro, sin cobrar cuotas. En estos momentos tan difíciles cada uno debe aportar lo que mejor sabe hacer.

¿Qué estáis preparando para el verano?
Nosotros cada año siempre hacemos el típico casal con actividades muy lúdicas. Pero este año nos tenemos que reinventar. Siguiendo un poco las pocas directrices que nos llegan de la Generalitat, ofreceremos, a partir de finales de junio, una escuela de verano en lugar del tradicional casal.

Más contenido, ¿no?
Bueno, lo hacemos así por mantener las garantías de seguridad que nos demandan. Y también porque el nivel académico de muchos niños está bajando. No todos disponen de las herramientas tecnológicas para estudiar desde casa. Además, hay padres que no tienen tiempo de supervisar las tareas de los niños, o no están preparados para hacerlo. Y, por otro lado, los profesores tampoco han podido avanzar materia durante este tercer trimestre.  Por eso, especialmente para los alumnos de primaria, ofreceremos refuerzo escolar. Actividades lúdico-educativas donde introduciremos materias básicas. Con un horario similar al de la escuela.  Y, por las tardes, ofreceremos refuerzo escolar de verano, pero ahora con grupos más reducidos. Este año como mucho serán entre 15 y 18 para. Esto son pérdidas, claro, pero por lo menos nos ayudará a mantener la pequeña empresa adelante.

¿Y qué me dices de la seguridad?
Pues será un tema importante. Por eso vamos a incorporar nuevas normas: mantener la distancia social, utilizar el gel hidroalcolhólico, saludar sin contacto físico. Todo eso también lo trabajaremos con los niños. Como la parte emocional, por supuesto.  Y en lo que se refiere a medidas de seguridad, estamos adaptando los espacios para que trabajen en pequeños grupos, separados unos de otros, cada uno con su silla… Ahora, lo más importante es cuidar a las personas, tanto física como emocionalmente.