La Generalitat quiere evitar los cortes de suministro a personas
en situación de pobreza energética

La Generalitat está especialmente preocupada por la salud de las personas en situación de vulnerabilidad energética. Para ello ha habilitado medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética. La ley establece la necesidad de garantizar el suministro eléctrico a los hogares de las personas con necesidades.

Desde enero las personas con problemas de salud pueden pedir a su centro de atención primaria la expedición de un informe para acreditar su situación, evitar cortes de suministro y asegurar que tienen la energía necesaria para garantizar su salud. Este informe les permitirá comunicar su situación a la compañía suministradora, que valorará y resolverá su petición de acuerdo con la normativa vigente.

3 DE CADA 4 PERSONAS
Según la última Encuesta de Salud de Catalunya 3 de cada 4 personas de 75 años y más que viven solas son mujeres que tienen un porcentaje más elevado de dependencia y de privación material más grave, es decir, dificultades para pagar las facturas de alquiler o hipotecas, servicios y bienes (teléfono, lavadora y televisor), o mantener el hogar adecuadamente climatizado.

Mediante estas ayudas en 2017 se atendieron 105.000 personas de más de 36.000 hogares con deudas por recibos impagados de suministros de agua, luz y gas. 4.000 más que en el año anterior. El 60% pertenecen a colectivos vulnerables